Saltar al contenido
Fimosis y Circuncisión

Cuando operar una Fimosis

Antes de decir una edad o fecha es importante entender la historia natural de la fimosis como patología, porque hasta cierta edad es normal que tu hijo tenga una cierta estrechez en su pene, incluso en los recién nacidos el 95% de ellos tienen fimosis pasajera.

fimosis

Consultas

Sin embargo, esto no asusta a nadie porque es normal para la edad, con el paso del tiempo esta situación va cediendo espontáneamente en la mayoría de los niños sin intervención de los adultos con cremas, «ejercicios» u otras maniobras ya que algunas de ellas pueden ser traumáticas.

Pero, como todo en la vida, la fimosis pasajera o fisiológica también tiene límites, porque aunque va mejorando espontáneamente, llegando a los 3 años con una mejoría entre el 90 y el 93%, pero va quedando un pequeño grupo que mantiene su estrechez pasando a ser fimosis patológica y se sabe que la mejoría espontánea posterior a esta edad es poco frecuente.

Por lo anterior, es que en opinión de la Sociedad de Cirugía Pediátrica de Chile, las fimosis deben ser operadas desde los 2 años en adelante, que es la misma opinión que tiene La Sociedad de Urología Europea, aunque se suele esperar entre los 3 y 4 años.

También hay que considerar que el intervenir ambulatoriamente a estas edades tiene una serie ventajas técnicas y psicológicas, ya que la calidad de la piel del niño permite hacer con más facilidad una circuncisión más estética, y por otro lado, desde el punto de vista mental, la circuncisión para un niño en este rango de edades pasa más desapercibida y con menores aprehensiones que para un niño mayor que tenga más conciencia de sus genitales, teniendo una cirugía y un postoperatorio más relajado.

Consultas

¿ Cuando hay que adelantar la operación de la fimosis ?

Existen otras situaciones en las que hay que considerar la opción de adelantar las edades recomendadas, como por ejemplo:
1.- Cuando existen infecciones urinarias asociadas a fimosis, el urólogo infantil debe evaluar la necesidad de una circuncisión, ya que los niños que tienen estrechez tienen entre 10 a 20 veces más probabilidades de tener infecciones urinarias.

2.- Cuando ha ocurrido lo que se llama parafimosis, que es cuando el prepucio (piel del pene) es llevado hacia atrás y no logra regresar hacia delante quedando atascado por detrás del glande (punta del pene) quedando descubierto, lo que es doloroso y requiere de la intervención urgente de un profesional capacitado.

3.- Cuando existen infecciones del pene, cuyos síntomas clásicos son que se pone colorado, se hincha y sale pus por la punta, llamadas balanitis.

4.- Cuando el niño orina con dolor en especial cuando se forma un globo de piel en el pene en el momento de orinar.

5.- Cuando el niño era sano y durante el examen se observa una estrechez que antes no existía, en estas circunstancias también debe ser evaluado por un especialista.

Dr. Marcelo González

Urólogo-Cirujano Infantil

Universidad de Chile.

Clínica Universitaria
Puerto Montt

PEDIR HORA